mierda.

Meconio.

Cagamos al nacer. Puede sonar metafórico, pero es literal. Se lo llama meconio, es desagradable, y es un síntoma de salud en el recién nacido: esa mierda primera es el equivalente a respirar. También nuestras madres – muchas veces – cagan al nacer nosotros. Todo un símbolo sobre lo que nos espera en un mundo que buscará a toda costa hundirnos en el fango, que es muy parecido a la mierda.

Caca.

Durante los primeros meses de vida, cómo cagamos es tema de conversación. Puede que suene ridículo, pero es habitual. Nuestros padres están pendientes de nuestra mierda. Y algunos se lo cuentan al resto de la humanidad. En ese momento, “caquita”, “popó” o  “cacona” son motes que intentan hacer más amable el hecho de que nuestras heces son algo de lo que todavía no nos podemos ocupar.

Excrementos.

El excremento suena a algo que tienen los insectos, los bichos, todos los seres cuya evolución condujo hacia un estado que no es el del mamífero. Es una palabra espantosa, inútil intento de abstracción, y si las palabras tuvieran algún color, el de “excremento” sería verdoso y descompuesto. “Si, señor fumigador” dice la vieja pacata desde su departamento en las alturas, “tengo murciélagos, vi los excrementos en la ventana”. Una palabra que intenta disimular lo indisimulable: el rechazo a la mierda, sea de la especie que sea. Porque la llamemos como la llamemos, nosotros también la tenemos dentro, esperando para salir y apestar el ambiente con su hedor.

Defecación.

Los médicos parecen amar este término. “¿Cómo defeca, señor, señora? ¿Cuántas veces por día, con que olor, con que textura defeca? Quiero saber todo sobre usted, en especial esos detalles escabrosos que tienen que ver con el color de su mierda y con la mierda que lleva dentro y no puede largar” (esto último es especialidad de psiquiatras y psicólogos, expertos en revolver la mierda interna, esa que huele tan pero tan mal que, si podemos evitarlo, no queremos que se vea).

Desechos.

La vida está llena de mierda. Prácticamente está construida sobre mierda. Repase su vida: los momentos en que se ha sentido como la mierda, los momentos en que todo se va a la mierda, los momentos en que siente que la mierda lo tapa. Estamos hechos de sobras, de partes que no sirven y hay que descartar. Y la mierda solo es buena cuando se va. Cuando podemos verla partir, confundida en el remolino que genera el agua clara, antónimo por excelencia de la mierda que acarrea hacia ríos y mares, para que volvamos a consumirla y expulsarla, en lo que conocemos como el ciclo vital.

Restos.

Cagamos al morir y otra vez, literalidad y metáfora van de la mano. Es un acto reflejo, involuntario, del cual en el mejor de los casos no tenemos conciencia. Completamos un círculo que empezó cuando comenzamos a respirar: respiración-mierda-mierda-respiración, y adios. Nos despedimos así, con esa firma, con ese signo que marcó nuestras vidas. No importa que otras cosas dejemos al partir. Lo que es seguro es que lo final serán esos restos que nos saldrán de adentro y que no podremos detener. Son la declaración de principios más sincera que podríamos realizar, en el segundo momento realmente importante de nuestras existencias descartables.

Después nos convertimos en desechos. En restos.

Como la mierda.

Anuncios

, , , ,

  1. #1 por Gonzalo el junio 25, 2010 - 0:23

    Genial, completo y redondo.

    A mi me gusta cuando le dicen “deyecciones”, suena a piloto de pruebas de aviones de la nasa.

    Siguiendo con mis manías, te dejo la definición RAE de la palabra, ¿no es el diccionario el libro mejor escrito del mundo? eso sí, hay que leerlo como si el autor fuera un humorista sádico en lugar de un erudito enfrascado.

    “deyección.

    (Del lat. deiectĭo, -ōnis).

    1. f. Defecación de los excrementos.

    2. f. excremento. U. m. en pl.

    3. f. Geol. Conjunto de materias arrojadas por un volcán o desprendidas de una montaña.”

    Salú!

    • #2 por g. el junio 25, 2010 - 0:27

      uuuh, me falto deyecciones, terrible palabra tb. pero logica, es como mierda saliendo disparada. justo acabo de leer lo ultimo tuyo, me gusto mucho, una sensacion muy bien descripta.
      en lo del diccionario, de acuerdo, un texto muy perverso, bien leido.
      salut, gracias por pasar,

  2. #3 por paola el junio 25, 2010 - 1:44

    muy bueno, excelentes observaciones sobre peculiaridades y sinsabores de esta vida de mierda 🙂
    la que está buena también es “deposiciones”, suena a canario que se pega esa agachadita cuando deposita sus soretitos en esa suave salsa blanquecina
    también tiene un significado leguleyo, con respeto a los abogados, una profesión donde se maneja mucha mierda tb
    gracias por tus reflexiones que nos disparan otras tantas !!

    • #4 por g. el junio 25, 2010 - 16:46

      uyuyuy… abogados, ahi si q hay mierda, y de la buena…

  3. #5 por annefatosme el junio 25, 2010 - 4:41

    Una verdad como un templo en la que se regodean los psiquiatras y de la que procuramos huir.
    Un saludo,

    • #6 por g. el junio 25, 2010 - 16:47

      si, anne, pero no importa cuanto intentemos, la mierda nos alcanza, siempre.
      gracias por pasar, y por leer este texto de mierda, je.

  4. #7 por El Gaucho Santillàn el junio 25, 2010 - 9:01

    Por supuesto que es importante.
    Tantos millones de moscas, no pueden estar equivocadas.

    Me recuerda, sin embargo, la triste historia de mi tìa Ethel, monja ella.
    Los niños del colegio le gritaban “Sor Ethel! Sorethel! y se reìan de ella.
    Entonces consultò con el obispo, para cambiarse el nombre. Y este salame, le dijo que vaya al jardìn, y, tirando una piedra por sobre el hombro, tomase el nombre de la planta que estuviera màs cerca. Èl pensaba en “Sor Jazmìn”, o algo asì.

    Desde ese infausto dìa, la llaman “Sor Hongo”.

    (Lo siento. No puedo seguir)

    • #8 por g. el junio 25, 2010 - 16:50

      pobre tia. es que hay gente signada por la mierda.
      un saludo

  5. #9 por Javier Camerano el junio 25, 2010 - 11:50

    ¨La Manzana de la Locura¨

    Hospital de Alienadas Braulio Moyano y José Tiburcio Borda

    Si hay un lugar impenetrable, son los el Hospitales Braulio Moyano y José Tiburcio Borda , que nuestro querido Dr. Ramón Carrillo , hombre de campañas agresivas construyo transvasando la infamia misma ¨ Solo sirven las conquistas científicas sobre la salud si éstas son accesibles al pueblo¨ como praxis política.

    Ponerse en los zapatos del otro es un ejercicio fundamental de la militancia en el transcurso de la historia sobre todo en la época en que nos alegramos de ver a la Cicciolina en el Reality Show y en el peor de los casos viva La Paz o nos cagamos de risa leyendo las tiras de Clemente.

    En este sentido la sociedad padece un anclaje de coyuntura que nos da la pauta para un nuevo discurso, discurso político, pareciera que ahora estuviéramos de moda aunque en realidad quienes también en los noventa nos dedicamos a seguir bailando ¨la gloriosa JP¨ estamos mas vivos que nunca.

    En aquellos tiempos no muy remotos leíamos el Manual del Prefecto Idiota Latinoamericano de Vargas Llosa al punto que nuestro folclore se convirtió en Carnaval.

    A tal caso en la Militancia tenemos nuestra propia razón de ser y por consecuencia podríamos aceptar los errores de aquella estela que no deja de ser tristemente celebre porque seguimos sin darle bola a nadie y quien quiera oír que oiga, el que avisa no traiciona y lamentablemente estamos bien para los que no se bancan solos.. Este es el caso de la cúpula protagonizada por Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que tiende a demoler lo que no tolera como ejercicio de transferencia.

    Pichón Riviere nos invitaba a ¨Aprender a Aprender¨ esa debiera de ser la constante permanente de aquellos que se atreven a mirar simplemente a los ojos de la gente y no como falso acto de Institucional Populismo.

    Partiendo de la situación social de la década de los años noventa como base patológica y teniendo en cuenta la desarticulación a nivel de Obras Sociales y el incremento de la Asistencia Privada ,la Psiquiatría Publica decrece significativamente.

    Esta década estuvo signada si bien centralmente por un inconsciente colectivo de carácter esquizoide actualmente existe una corriente que la vincula directamente en lo derivado de la Psicosis y no solo en términos locales ya sea por el efecto Globalización tal es el caso para el concepto Gramsciano por la falta de participación de la sociedad en las consignas populares.

    Este ultimo concepto acarrea entre otros aspectos falta de seguridad en ¨La Manzana de la Locura¨ y en este aspecto nos centramos para apreciar políticas de seguridad Por Sobre la reserva de fondo.

    También debiera atenderse a Medidas de Contingencia de carácter público inclusive en cuento a la Ley Nacional de Medicamentos en relación al fervor de la Corporación Política y su carácter psicopático

    Nuestros Locos de Buenos Aires padecen la opresión y en tiempos de debate desaparecen hacia la marginalidad;

    Estaría bueno convocar al aparato multidisciplinario y fragmentar el supra-espacio en cadencias sin dividir forma y espacio de un valuarte que se quiere entregar cual otra joya mas.

    ¨Frente a las enfermedades que genera la miseria, frente a la tristeza,la angustia y el infortunio social de los pueblos, los microbios,como causas de enfermedad,son unas pobres causas¨ Dr. Ramón Carrillo.

    Javier Camerano, para Revista JP

    • #10 por g. el junio 25, 2010 - 16:55

      hablando de mierda… un claro ejemplo de como es la vida para los que no tienen la suerte de contar con recursos y quedan librados a la decision de gobiernos que prefieren cambiar calles de mano antes que mejorar la salud publica.
      gracias por el aporte, javi, bienvenido al blog!
      salut,

      • #11 por javier camerano el junio 25, 2010 - 17:27

        Muchas gracias!!!
        Salut,

  6. #12 por El Gaucho Santillàn el junio 25, 2010 - 14:25

    Viva el dotor!

  7. #13 por Tauro el junio 25, 2010 - 14:58

    Buenisimo Srta su escrito, un poco anal su descripcion lo cual deja dilucidar en su escatologica mezcla de excrementos y muerte (que entre nos, claramente es una cagada envejecer, morirse y toda esa bosta) una estructura cercana a la obsesion compulsiva mostrando una clara, amarronada quizas, necesidad de dominar situaciones por medio de sus palabras…
    Bien logrado loca de mierda!!
    ; )

    • #14 por g. el junio 25, 2010 - 16:56

      no, yo no tengo nada de obsesion compulsiva. no no no.
      bah, no se, por ahi si, no se no se.
      q bueno q pases, loco de mierda!

  8. #15 por David Silva el junio 25, 2010 - 19:26

    Todo un mierdero! Excelentes definiciones las que has dado, con buena textura, buen olor y buen color, toda una señora cagada!… digna de admirar, saludable y robusta. Agradable a la vista y al tacto.
    Si. Te has echado una buena cagada.
    Me encantó esto y me hizo mucha gracia.
    Saludos.

    • #16 por g. el junio 25, 2010 - 19:57

      gracias gracias. siempre es un alivio echarse una buena cagada. uno se siente mucho mas ligero.
      salut!

  9. #17 por minicarver el junio 25, 2010 - 19:55

    Leo tu texto y me cago… de la risa. saludos

    • #18 por g. el junio 25, 2010 - 19:58

      me alegro, como le digo a david, cagarse puede ser positivo, sobre todo si es de la risa.
      salut, gracias por leer!

  10. #19 por eduard el junio 26, 2010 - 10:57

    Esto apesta a talento, acompañado por ingeniosos pedos e insuperable deposito de materia gris o marrón, dependiendo del caso y el momento.

    Un texto inteligente y tan turbador como descubrir los misterios de la conducta humana, el por qué de los actos más primitivos, los cuales todavía arrastramos en el presente siglo.

    ¿Por qué nos sigue la mierda durante toda nuestra existencia? Se me ocurren tantísimas respuestas que no diré ni una.

    Un espacio sin desperdicio este blog tuyo; felicidades.

    Abraçada

    • #20 por g. el junio 26, 2010 - 12:17

      nos sigue porque la llevamos dentro, la producimos dentro, porque es tan necesaria la materia marron como la gris…. y seguramente haya, como decis vos, tantisimas respuestas mas.
      gracias por pasar, eduard, espero que nos sigamos leyendo.
      salut.

  11. #21 por pipermenta el junio 28, 2010 - 17:28

    Mucha mierda, mucha mierda, dicen que prefieren los artistas que se les deseé cuando estrenan ¿Porqué será? Será que ellos se enfangan hasta la ídem para sacar sus “malos rollos teatrales”?
    Magnifica disertación sobre algo tan necesario y liberador-cuando no se está estreñido, por supuesto-
    Te felicito por la soltura. Un saludo.

    • #22 por g. el junio 29, 2010 - 0:33

      el otro dia pensaba en eso, a proposito de mi post escatologico, y no di con una respuesta tan bien armada como la tuya. me cierra tu teoria.
      gracias por leer, piper!

      • #23 por @fvidiella el julio 7, 2010 - 15:28

        “Mucha mierda” es como el “break a leg” en inglés.

  12. #24 por micromios el junio 29, 2010 - 2:01

    Faltaría hurgar en las heces, palabra que me suena a plurar de letras, como si las h se vengaran de ser mudas soltado mierda.
    Mierda somos y en mierda nos convertimos. Amén.
    Salut

    • #25 por g. el junio 29, 2010 - 2:07

      linda poesia la de las heces.
      asi es, carme, todo se reduce a eso. Mierda. Y amén.
      salut!

  13. #26 por chrieseli el junio 30, 2010 - 10:42

    Me cago de la risa. Me cago en la leche también, como dicen los españoles, por la veracidad de tus palabras y la lógica de esa puesta en escena tan desnuda y tan primordial como el acto mismo de excretar.
    Mierda, mierda, mierda!!! El ánimo en el teatro de la vida para un éxito consagrador.
    Un abrazo

    • #27 por g. el julio 1, 2010 - 0:20

      si si, una logica que vemos todos los dias, si no estamos estreñidos y llenos de mierda por dentro.
      gracias por leer, tere
      salut!

  14. #28 por @fvidiella el julio 7, 2010 - 15:30

    Unas que me suenan a hospital son “mover el vientre” e “irse de cuerpo”

A %d blogueros les gusta esto: