¿nerviosho?

Pst.

Ey, sí, a usted le hablo.

A usted que anda rumiando ira, despotricando contra los que salimos a bancar un proyecto, además de llorar a un muerto querido.

A usted que el miércoles a la mañana, cuando vio la placa enorme multiplicarse en todos los canales se ilusionó pensando que era el final de algo que le provoca escozor y lo enoja, aunque si le pregunto por qué, usted medio que se queda corto en las explicaciones y arranca con lugares comunes e insultos.

A usted que cree que no se puede creer en nada, que mejor mirar las noticias y darle la razón a algún iluminado que con palabras bonitas le anda escondiendo la defensa de intereses económicos que ciertamente no son los suyos. Porque usted es una rata medio pelo que va tirando. Como muchos de los que estuvimos estos días llenando de cantos y lágrimas las calles.

Usted defendió al campo y le preocupa mucho, muchísimo, lo que piensan de nosotros en el exterior. Porque así debe ser, así lo dicen muchos tipos que escucha hablar y le suena lógico lo que plantean.

Porque usted no es estúpido. Su problema es que usted es “la gente”.

Y de golpe aparecimos nosotros. “El pueblo” ¿Se acuerda del pueblo? Ese que mojó las patas en la fuente, el que copó las facultades en el ´66 y tuvieron que echar a bastonazos para vencerlo. El del Cordobazo. El que cayó a sangre y fuego en lo que usted llama “proceso” y nosotros “genocidio”.

Usted creyó que nos habíamos ido, que ya no existíamos, pero ya ve. Se equivocó.

Somos pueblo. Peronistas, radicales, independientes, de izquierda, y hasta algunos de derecha que entendieron la diferencia entre usted y nosotros.

Somos distintos usted y yo, y no lo tome a mal. Nosotros estamos de pie. Nos debe haber visto en estos días en las plazas, en las pintadas, en los carteles, en las lágrimas y en las sonrisas al vernos y reconocernos en un abrazo conmocionado y emocionado.

Porque le voy a confesar algo. Nosotros sospechábamos que estábamos. Lo que no nos imaginábamos era que fuéramos tantos. Somos un montón. Y eso usted lo debe haber notado en estos días, ¿no es cierto? No me diga que no se dio cuenta porque entonces tengo que pensar que usted vive en un termo.

Estamos en todas partes y nadie nos paga por pensar como pensamos. Considere lo siguiente: si todos los que desde el miércoles andamos con esta mezcla de pena y alegría lo hiciéramos por el pancho y la coca, o por los “planes sociales” que usted tanto critica, este gobierno tendría que haber solucionado la desocupación.

¿Sabe por qué lo hacemos? Por la dignidad.

A usted por ahí le parece que dignidad es tener un laburo y no meterse en asuntos ajenos, pero fíjese que ironía: eso es comodidad, con la cual inevitablemente ganan los malos. Esos que usted piensa que le dicen la verdad porque legitiman que usted siga sin meterse.

Y al no meterse, usted sigue siendo parte de la gente. Ese ente amorfo del que hablan las encuestas online y los titulares de muchos diarios: “La gente piensa que…”.

Yo sé que en este momento usted está un poco desconcertado, y es comprensible. El miércoles por la mañana el mundo cambió para todos, y usted vio una luz de esperanza en la ruina de este gobierno que tanto le ha quitado. Supongo que es así, porque sino no se explica su hostilidad y su violencia al alegrarse por la muerte de un tipo que hizo las cosas más bien que mal.

Hoy usted ya no está tan contento, ¿no?

Lo imagino puteando de lo lindo, indignado por nuestra estupidez al creer que es posible ser argentinos, latinoamericanos y orgullosos de serlo. Que es posible insistir en este camino, en el cual queda mucho por hacer, por supuesto.

Usted, que está convencido de que las cosas son blanco o negro, y que todo lo que está mal tiene que solucionarse YA porque sino no sirve nada de lo que se hizo hasta acá, ¿qué hace para cambiar eso que no le gusta?: se queja.

Mientras tanto, nosotros estamos firmes y fuertes. Mirando hacia adelante. Con el legado de los que nos recordaron que sí importa que estemos ahí. Decididos a que ya no nos caguen, a que no nos jodan más. A no volver atrás.

A sostener los nunca más, cueste lo que cueste.

Usted (la gente) está consumido por el odio.

Nosotros (el pueblo) estamos haciendo y viviendo la historia.

Usted elija dónde quiere estar.

Fotografía gentileza de Luz Sanz

 

Anuncios

, , , ,

  1. #1 por Concha Huerta el octubre 31, 2010 - 13:42

    Interesante dialogo entre la gente y el pueblo. Dos términos que en principio parecerían referirse al mismo colectivo pero que sin embargo desdoblas con rotundidad e ironía. Un saludo.

    • #2 por g. el octubre 31, 2010 - 13:54

      es que no son lo mismo. el nombre que se le da a algo lo define muchas veces y en este caso, segun mi humilde opinion, claro, una definición empodera y la otra debilita.
      abrazo,

  2. #3 por Vi el octubre 31, 2010 - 16:24

    Buenísimo g.! Claro que estamos firmes y fuertes, claro que vamos a sostener los nunca más, claro que no somos lo que tenemos odio, esos son ellos. Y está muy bueno que puedas decirlo de esta forma. Somos muchos. Muchísimos, y es cierto, lo intuíamos pero ahora pudimos hacerlo palpable. Todo esto es tan triste y tan alegre a la vez, que lo convierte en un momento único. Y sí, es el momento de ponerse de un lado o de otro. Pero de ponerse con todo. En cada pequeña cosa. En cada acto cotidiano. Ya no alcanza con no leer Clarín, llegó el momento de hacer cosas, cada uno desde el lugar que ocupa. Está bueno que escribamos estas cosas, decir es fundamental ahora. Decir, decir y decir. Tomar una postura y llevarla adelante. A mi me parece genial tu capacidad de decir, yo no pude todavía, pero ya podré. Pero bueno, repito, somos muchos, muchos, y dispuestos a todo. Algo acaba de empezar.
    Abrazo

    • #4 por g. el octubre 31, 2010 - 19:08

      eso, digamos y sintamos, que alguien siempre hay del otro lado que va a entender y escuchar.
      gracias por ser de esos!
      abrazo,

  3. #5 por fla el octubre 31, 2010 - 19:00

    Si, la gente es la que me tiene harta, la gente

    • #6 por g. el octubre 31, 2010 - 19:06

      si, pero ellos se la pierden, pensalo asi.

  4. #7 por El Gaucho Santillan el octubre 31, 2010 - 20:03

    Yo estuve de acuerdo con lo que hizo. Hizo mucho. Pero nunca puede ser “Kichnerista”, por un par de cosas : Esa agresividad medio fuera de lugar que tenìa (y no me gustaba), y algunos “personajes” que le andaban alrededor.

    Lo demàs todo bien.

    Me da pena la mujer, (espero que la apoyen sus allegados, en contra del “caranchaje”), y me da curiosidad que va a decir Radio Mitre mañana.

    Yo escucho Radio Mitre de mañana y tarde, en el auto. Y los puteo de ida y vuelta. Me divierto asì. Que irà a decir Tennembaum???

    Estoy ansioso.

    Saludos

    • #8 por g. el octubre 31, 2010 - 20:18

      todos estamos ansiosos, creo.
      mas alla de ser una cosa u otra, está bueno que el pueblo se haga oir de nuevo, no?
      un abrazo,

  5. #9 por lorena el octubre 31, 2010 - 22:15

    fue tremendo , y salio a hablar cualquieraa!

    • #10 por g. el octubre 31, 2010 - 23:05

      si, como siempre, hablar es lo que mas facil sale, parece, asi uno diga cualquier cosa.
      salut y bienvenida,

  6. #11 por Flavia el octubre 31, 2010 - 22:20

    Podría hacer un comentario extenso, muy extenso. Mi ego de estudiante de Comunicación podría hablar otro rato más… Pero prefiero decir una sola palabra: Genial!

    Abrazo!

    • #12 por g. el octubre 31, 2010 - 23:07

      flavia, tanto tiempo!
      se agradece, pero de genial nada che, solamente cuento lo que veo a partir de lo que observo.
      son bienvenidas todas las elucubraciones que se te quieran ocurrir para plantear en este espacio.
      abrazo,

  7. #13 por annefatosme el noviembre 1, 2010 - 14:41

    Me parece muy original tu manera de presentar el desconcierto y el miedo que ha supuesto la muerte de Kirchner para el pueblo argentino con consciencia de pueblo, que no gente, masas bamboleantes.
    Un abrazo desde la vieja Europa,

    • #14 por g. el noviembre 1, 2010 - 15:19

      si, desconcierto y miedo que se transformaron en una especie de asombro ante la respuesta de tanta gente, y esperanza, por qué no.
      abrazo,

  8. #15 por Claudia Ibañez el noviembre 1, 2010 - 15:40

    la que peor me cae de “la gente” es la que no se da cuenta que es una rata medio pelo y se cree “chica/o pro” muy distante de los negros de mierda de la plaza: ojalá y se pueda contra ese tipo de ceguera (o estupidez, no me decido). de todas formas somos muchos poniendo nerviosos a los “pensados por los medios” y ahora, como dice Feinman (JP por supuesto, el inteligente) en Página del domingo hay que transformar el número en fuerza y seguir con el aluvión.
    genial que hayas podido poner todo en palabras. Un abrazo!!

    • #16 por g. el noviembre 1, 2010 - 17:10

      a mi lo que peor me cae son los livianos. prefiero un crispado que uno que anda papando moscas y cree que aqui no ha pasado nada. eso es RE PRO.
      abrazo!

  9. #17 por julio el noviembre 1, 2010 - 19:31

    que manera de hablar tonterias , solo politica , de cual ellos se llenan de dinero ,y el pueblo se caga de hambre

    • #18 por g. el noviembre 1, 2010 - 22:10

      julio, si pasas un poco mas de tiempo en el blog, vas a ver que no es “solo politica” como vos decis. pero te aclaro que mientras no hablemos estas “tonterias” politicas, “ellos” se van a seguir llenando de dinero, y nosotros cagandonos de hambre. asi que bienvenidas las tonterias y bienvenido vos al blog.
      saludos.

  10. #19 por chrieseli el noviembre 2, 2010 - 16:56

    Wow. Me asombran siempre ustedes en ese campo. Nos comen con todo y zapatos. Impresiona la generación de opinión. Impresiona el concepto de pueblo y gente, como puntualiza Concha. Impresiona y emociona. Bien G, porque así se crean las diferencias. Así se forjan los antes, los ahora y los después.
    Me saco el sombrero, de verdad que sí.
    Un abrazo

    • #20 por g. el noviembre 2, 2010 - 18:13

      si, tere, nosotros nos asombramos a nosotros mismos, a veces. ojala que el despues se forje mejor que el ahora, esa siempre es la idea.
      abrazo,

  11. #21 por Veronica el febrero 10, 2011 - 14:33

    Que decir… Por empezar caí de casualidad aquí, en el trabajo, en mi horario de almuerzo… No pude evitar que una palabra me lleve hacia otra y asi “devorar” tus palabras en poco tiempo, hasta sentir que algo extraño provenía de mis ojos… sí…me emocioné.
    A aquellos que estan desde su sillón sin querer cambiar el mundo, les puedo decir que… no los envidio para nada.
    Para construir hay que trabajar y para crecer hay que saber, para saber leer mucho mucho… Entonces, es la única forma de tener criticas constructivas hacia un modelo de gobierno y no repetir como un loco lo que escuchan a oídos sordos.
    No se dieron cuenta que los únicos “campos” que estaban “defendiendo”, no eran los de su pueblo sino los campos de golf de los grandes empresarios.
    Brindo con toda mi alma por una juventud politizada, trabajadora y constructiva!. Gracias Nestor por devolver a los chicos a la plaza.

    • #22 por g. el febrero 10, 2011 - 14:35

      VERÓNICA, antes que nada, bienvenida, qué bueno es que la gente que cae por casualidad se de a conocer, y más cuando es a través de un mensaje tan sentido.
      espero que encuentres otras cosas que te hagan emocionar y porque no, reir o enojar por acá.
      abrazo,

A %d blogueros les gusta esto: