nunca seré bukowski.

(salteadito al wok de pensamientos descorazonadores en un día que parece soleado pero pinta tormentoso)

A veces, muchas veces (cada vez más) tengo ganas de irme a la mierda. Escaparme de esta ciudad pulpo que te devora porque te quema la cabeza entre idas y venidas, trabajo y más trabajo, compromisos y ambiciones, expectativas que nunca se cumplen, revoluciones que no estallan.

Pienso en salir de este aire cargado de polución, en buscar un ambiente nuevo que me llene los pulmones de algo que no sea el humo de los autos. Pienso en cerrarle la puerta al quilombo, a los gritos en la calle de madrugada, a los locos y los desclasados que me recuerdan el equilibrio frágil de mi vidita triste y poco importante.

En mudarme a Córdoba, ponele, a la sierra, a la soledad de las cercanías de algún pueblito en el que no hay nada que hacer. En plantar papas, en tener un chancho y una vaca, en una huerta que cuidar todas las mañanas. En una casita de adobe que dé a una ladera, por cuyas ventanas entre el sol del amanecer.

Pero no lo hago. Podría hacerlo, es tan simple como hacerlo. En lugar de eso me quedo quieta mirando perpleja como las horas pasan, los días pasan y yo me repito que cada minuto estoy más cerca de morirme sin haber hecho nada que valga la pena hacerse. De no haber formado parte de nada que perdure y que me demuestre que no estoy acá robando oxígeno, porque me trajeron sin preguntarme si quería venir.

Será un mal de la época, éste de tenerlo todo y sentir que no se tiene nada. Sé que no me pasa solo a mí, que somos bastantes los que compartimos la sensación, pero es lo mismo que saber que los chinos son muchos. Pura información sin utilidad.

Hay días en que veo cadáveres caminando por la calle. No por el lugar común del zombie, sino porque el presente, el pasado y el futuro son lo mismo, aunque yo no pueda percibirlo y sólo lo sepa con la fuerza de la razón. Estos que hoy pisamos el suelo estamos siendo devorados en simultáneo por gusanos. Somos ignorantes de esa verdad, da miedo entenderla. Abre un agujero dentro, en el lugar donde seguramente está el estómago, en el cual uno siente que podría entrar y no salir nunca. La sensación del suicida, que está muerto mucho antes de morir y por eso puede llevar a cabo ese acto supremo de autodestrucción.

La diferencia entre los suicidas y los que no lo somos es la conciencia. Todos estamos muertos porque el tiempo es relativo y la relatividad es el único absoluto universal.

¿Cómo será sentir la muerte antes de ejecutarla?

Por eso pienso en irme a la mierda, tantos esqueletos en movimiento superan mi capacidad de resistencia. Al menos en una casita de adobe con un horno para hacer pan no los vería, no me recordarían a cada rato que mi percepción de la realidad es tan limitada como la de las hormigas aunque ellas por lo menos tienen la ventaja del instinto de comunidad.

Pero no me voy. Siento que si me voy me desvanezco, me rindo a la evidencia de que no importa lo que haga porque no va a cambiar un milímetro todo lo que quiero cambiar. No me voy porque cuando me vaya voy a querer volver, porque soy un bicho de ciudad, de cemento y asfalto. Cuando quiera volver, habré perdido todo lo poquito que conseguí. Más vale pájaro en mano y todo eso.

Mientras cada vez entiendo más a los que se inmolan en un centro comercial, cada vez entiendo menos a los que van allí a hacer las compras y comer una hamburguesa sobrevaluada en un patio de comidas poblado de futuras víctimas del colesterol.

Y pienso en Bukowski, últimamente pienso mucho en Bukowski, no sé por qué. Creo que tiene que ver con su capacidad de hacer evidentes los sinsentidos, con su talento para contagiar la desazón de saber que no hay nada que hacer salvo coger mucho – todo lo que se pueda – y mirar como pasan las cosas en un departamento caluroso, desde un sillón descuajeringado, con una ceja apenas levantada, tomando una cerveza que se calienta y sabe a meo.

Me pone gris saber que jamás voy a poder ser como él, que mi destino es estar en el medio, entre la resignación y la rebelión, que no estoy en el margen sino que soy un punto en la línea de algún renglón de la mitad de la hoja de un cuaderno eterno que se escribe en paralelo constante.

Soy una paralítica mental y eso no tiene solución. Pero cómo me gustaría irme a la mierda. O ser Bukowski.

Anuncios

, , , ,

  1. #1 por carolina el febrero 15, 2011 - 12:57

    “Me pone gris saber que jamás voy a poder ser como él, que mi destino es estar en el medio, entre la resignación y la rebelión, que no estoy en el margen sino que soy un punto en la línea de algún renglón de la mitad de la hoja de un cuaderno eterno que se escribe en paralelo constante”. Ay boluda (es el boluda mas cariñoso que dije en mi vida). me hiciste emocionar. no voy a agregar nada más. te admiro. y te mando un abrazo bien grande.

    • #2 por g. el febrero 15, 2011 - 13:04

      jejeje, qué linda que sos. gracias por la admiracion, es mutua.
      abrazo,

  2. #3 por Nadia el febrero 15, 2011 - 13:49

    Me gusta porque usas vocabulario trivial. No sos exisgente ni con vos ni con el lector. No porque seamos tontos o porque vos no te dé para escribir “retorcido”, Sino que cuando uno se vuelve un ente… no hay algo mas allá para escribir y que quedo bonito. Pienso yo.
    El estanque mental es estanque mental, fué!
    Estemos donde estemos.. en la cierra o fumando el humo de los autos en la ciudad (Y cómo pega!) si estamos pajeros no hay lugar que nos active. Intuyo que tiene que ver con poner una fuerza voluntad sobrehumana para salir. (La palabra pajero vale?)

    Como ya te dije… me diste!
    Abrazo!

    Pd 1: Me hace acordar, o mejor dicho lo relaciono con algo que escribió Diego una vez que se titula “Empezar de cero: no Pancho!”.
    Pd 2: Creo que ya hablamos de esto alguna vez.
    Pd: Decadencia=tomar cerveza caliente. Jaja.

    • #4 por g. el febrero 15, 2011 - 14:36

      claro que vale pajero. es lo que quiero decir, pasa que necesitaba usar mas palabras para explicarlo, porque es esa paja que no se disfruta sino que se sufre (ya en otros post hable de lo mismo).
      si, probablemente diego haya querido decir algo similar en ese post, me acuerdo, me acuerdo, es que con tu hermano somos algo así como espiritus afines, si tal cosa existe.
      y si, la decadencia ES cerveza caliente, no se me ocurre nada mejor.
      abrazo nadia y gracias por tus comentarios que siempre son divertidos,

  3. #5 por Alan Rulf el febrero 15, 2011 - 19:18

    A mí no me importa que nunca seas Bukowski, prefiero que sigas siendo g.

    Saludos.

    • #6 por g. el febrero 15, 2011 - 21:20

      oooh, pero muchas gracias alan!
      abrazo,

  4. #7 por Gonzalo Viñao el febrero 16, 2011 - 1:13

    uffffffffffff, por dio’… sin palabras

    • #8 por g. el febrero 16, 2011 - 13:31

      lo enmudecí!
      abrazo,

  5. #9 por sombrerera el febrero 16, 2011 - 2:18

    si, hay días así, muchos compartimos esa terrible sensación.
    saludos, muy bien hecho

    • #10 por g. el febrero 16, 2011 - 13:32

      lo se, lo se, pero estaria bueno que ademas de compartirla la convirtamos en acción.
      abrazo,

  6. #11 por MX el febrero 16, 2011 - 14:13

    Yo creo que estás teniendo muchas malas influencias. Pero es cierto, los chinos somos muchos…
    (me gustó)

    • #12 por g. el febrero 16, 2011 - 14:19

      viste como es, con una basta y sobra.
      me gusta que te guste.

  7. #13 por Concha Huerta el febrero 16, 2011 - 16:44

    La vida en la ciudad consume, estoy totalmente de acuerdo. Yo a veces me ahogo en los humos y tengo que emigrar a otro lugar más abierto pero siempre termino en la ciudad. Me temo que yo tampoco sere Bukowski… Un saludo

    • #14 por g. el febrero 17, 2011 - 21:46

      y las fotos que haces cuando salis son aire para nuestros ojos, concha, lo mismo que los paisajes que nos contás de tus maravillosas escapadas.
      abrazo,

  8. #15 por Ana Maria Cadavid el febrero 17, 2011 - 9:56

    Creo que hay días así, pero hay otros en los que la película corre sin tropiesos. Tambien sueño que mas adelante viviré en el campo, pero sé que ahora no.
    Saludos!

    • #16 por g. el febrero 17, 2011 - 21:47

      totalmente, y los sin tropiezos son mejores cuando los comparamos con los “dias asi”.
      abrazo,

  9. #17 por chrieseli el febrero 17, 2011 - 17:19

    La eterna levedad del ser que te empuja a ser quien no eres, por la simple razón que puedes. Yo que tú me voy al campo, me compro la vaca y el chancho y me quedo mirando por la ventana extrañando la polución y los quilombos. Ahí también vas a querer ser Bukowski, pero cede a la tentación y sé solamente tú por lo que escribes, por lo que dejas ver y lo que ocultas, por los chinos y por los trasandinos, por último por “tigo” misma que no faltará quién diga, ayy, yo quiero ser como G
    un abrazote

    • #18 por g. el febrero 17, 2011 - 21:48

      jejeje…. no lo creo, no lo creo, pero es un lindo pensamiento.
      abrazo tere!

  10. #19 por sebastian el febrero 17, 2011 - 19:55

    muy bueno. reflexión: ser bukowski o ser henry chinaski? me anoto en la segunda

    • #20 por g. el febrero 17, 2011 - 21:49

      ayayay… qué dificil… ser el ego o el alter, esa es la cuestion, capaz la gracia esta en encontrar nuestros propios chinaskis.
      salut,

  11. #21 por Vi el febrero 20, 2011 - 15:58

    Ay g. ! acabo de llegar de mis vacaciones, un pueblito en uruguay que se llama Santa Ana (23 km de Colonia apenas) y te recomiendo porque es EL LUGAR.
    Venía en ese puto barquito repleto de chetos, y pensaba en todas estas cosas que casualmente escribiste vos. Venía pensando en que quiero quedarme a vivir en ese lugar, por las mismas razones que mencionás, pero no lo hago….
    Que alienados estamos!!!! Y que cobardes! Yo también veo cadáveres caminando por la calle, y entiendo perfecto la sensación. También los veo agolpados en los colectivos, y no dejo de pensar en los trenes a Auschwitz. Siempre la misma imágen me persigue, y es muy muy angustiante.
    Igual Bukowski me divierte, nunca me angustió. De todas formas su talento no es “acausa de”, sino “a pesar de”.
    Y hay una frase que alguien me dijo cunado tenía cerca de dieciocho años “estar en el medio no es ser mediocre”. Todavía la estoy masticando…. quizás sea cierta, pienso.
    Abrazo!

    • #22 por g. el febrero 20, 2011 - 21:47

      puede ser, tal vez mediocre no sea malo, aunque la palabra la tenemos tan asociada a lo gris.
      tremendo el momento de volver de las vacaciones, y mas cuando fueron en un lugar asi, pero bienvenida a la realidad, vi!
      abrazo,

  12. #23 por Ana Maria Cadavid el febrero 20, 2011 - 18:48

    Hola, quería decir que gracias a esta entrada me gané una rifa. En una fiesta una amiga dijo “les voy a rifar un regalo. Gana la que diga el apellido de un escritor” al principio disparabamos erraticas. Entonces al ver que la rifa se alargaba dijo que la letra inicial era la B. Y me acorde de este post, dije Bukowky y gané. Ja!

    • #24 por g. el febrero 20, 2011 - 21:47

      y qué te ganaste???

  13. #25 por Ramiro Arosteguy el febrero 20, 2011 - 22:49

    será que esta ciudad nos debe una batalla
    y será que nos debemos ganarla.
    sino sería una tontería no irse al carajo.

    PD:
    Tengo una receta de pan que funca bien. Avisá cuando la necesites.

    • #26 por g. el febrero 20, 2011 - 22:51

      será, es un lindo mantra pensarlo de esa manera.
      y la receta, pasala, que el pan lo puedo hacer en el medio de la nada o en el horno de casa.
      un honor tenerte por estos lares, estimado.
      abrazo,

  14. #27 por Ramiro Arosteguy el febrero 20, 2011 - 22:59

    Siempre te leo y por suerte no sos Bukowski

    • #28 por g. el febrero 20, 2011 - 23:18

      se agradece la constancia, entonces.
      abrazo!

  15. #29 por pillow of winds el febrero 21, 2011 - 14:30

    Creo que lo mejor es intentar. Irse a donde se quiera ir e intetarlo.

    Lo hice: me fui, volví, y empecé no de nuevo – bueno, en alguno sentidos sí – e hizo mi vida de vuelta en la ciudad más llevadera, y me dio una nueva perspectiva sobre la vida. No, sobre mí vida, que no es necesariamente positiva, pero que está buena tenerla.

    El pájaro en mano no vale la pena.

    • #30 por g. el febrero 21, 2011 - 22:43

      grosso. te admiro y ojala me anime yo.
      salut,

  16. #31 por micromios el febrero 22, 2011 - 3:20

    Desde la otra cara del mundo tambien se tienen estas inquietudes, pero en lugar de casa de adobe las preferimos de piedra.
    Salut
    PD: A veces cuando veo que mi mediocridad avanza y deja atrás algunos que van hacia lo distinto, tambien me dan arrebatos.

    • #32 por g. el febrero 22, 2011 - 14:52

      ah si, tremendas angustias agarran en esos momentos.
      abrazo!

  17. #33 por María Eugenia el febrero 24, 2011 - 19:55

    Me pasa lo mismo hace muchos años.
    Tengo las mismas ganas de irme a Miramar, ponéle, a surfear todo el año, que de quedarme a trabajar y a tratar de pisar cabezas.
    Pero temo que si me quedo, siga siendo una mediocre.
    Es re un mal de época.
    Y es re al divino botón saberlo.

    Beso enorme, me encantó

    • #34 por g. el febrero 25, 2011 - 11:52

      igual, entre surfear en miramar y trabajar, yo te elijo la primera sin dudar. (je, te hice un versito)
      abrazo, bienvenida!

  18. #35 por ale el febrero 25, 2011 - 11:11

    Me vino como anillo al dedo tu post del día!
    Como me gustaría irme a la mierda (también) o ser Bourdieu, je.
    bs

    • #36 por g. el febrero 25, 2011 - 11:52

      al menos es viernes, estimada.
      bienvenida a los comentarios!

  19. #37 por Remy Le Blanc el noviembre 12, 2014 - 22:53

    Genial! Aguante bukow…. la vida es una mierda. Hace muchonque no leo a alguien que diga tantas verdades como dijiste.

    • #38 por g. el noviembre 13, 2014 - 1:22

      sí señor, es una mierda nomás. pero hay que pilotearla lo mejor que se pueda. abrazo.

A %d blogueros les gusta esto: