abismo.

Avanzás hacia tu propia destrucción porque es el único camino que podés transitar. Todo lo que haya entre el final de vos y vos en éste momento – que es irrepetible – es la incertidumbre de lo que no podés conocer porque si lo conocieras no tendría ningún sentido el recorrido. No hay demasiadas vueltas, lo que se te escapa con el reloj – tictactictactictac que no para – es tu vida, la vida que tenés y que podés dar por sentada. Lo demás es conjetura. Ya que conjeturamos, supongamos que sea cierto que después cuando ya no estés acá, no sos. Abrí esa puerta: aparece un agujero negro al cual te da miedo asomarte. Y supongamos de verdad que dios no existe, supongamos, suponé, si podés hacer este ejercicio, que lo que hay es esto; no hay designios, misiones ni destinos. Suponé, por un momento aunque sea (permitite este instante para dudar de todo) que no hay nada más que este minuto exacto en que estás leyendo que estás leyendo. Suponé eso y sentí tu respiración: el aire que entra y sale, sin que vos hagas ningún esfuerzo para eso porque es natural respirar, es natural que estés vivo, PERO suponé que no, que podías haber muerto esta tarde cuando cruzaste la calle y pisaste la vereda en el microsegundo exacto en que el amarillo cambió al rojo. Suponé que tardabas un microsegundo más o que ese motociclista que te pasó a dos metros estaba dos metros más cerca tuyo. Imaginá que moriste. Y que más allá no hubo nada, pum. Un segundo estabas, el otro no. Ya no podés pensar, suponer ni imaginar porque desapareciste y tu conciencia se apagó justo ahí, en medio de una calle cualquiera de una ciudad cualquiera, cuando golpeó el asfalto después de un vuelo brevísimo por el aire en el que, si tuviste suerte, te sentiste un poco pájaro y sino te measte encima del miedo al golpe que te ibas a dar. Y pum. NADA, nadanadanada más. Suponé, si todavía seguís leyendo, que éste es el momento de sentirte más vivo que antes, que de acá en más todo lo que vas a poder hacer cada minuto es saber que no vas a estar acá eternamente, que no sabés cual es tu fecha de salida, y que nadie (permitite esta duda, complaceme) te garantiza que haya un cielo o un infierno. De hecho, no sólo nadie te lo garantiza, es más bien dudoso que lo haya. Y mientras rezás un padrenuestro que sólo podés asegurar que estás escuchando vos, pero no podés firmar que exista la entidad invisible y omnipotente que también lo escuche, pensá que este rato se te va de las manos, que lo que se escurre es tu vida, chiquita y chota tal vez, la única que tenés. Sentí la sangre que te corre por las venas: ¿la sentís? ¿sentís como va y viene, como pasa por el corazon, como entra y sale de los pulmones? Escuchá la sangre que llevás adentro y ahora pensá que la sangre se aquieta y ya no se mueve más. Silencio. No hables, no respires, escuchá tus jugos, tu estómago. Tus riñones en los que gotea lo que vas a desechar. La mierda que se abre paso por los intestinos. Eso sos vos, un conjunto de moléculas organizadas que dan forma y límite a lo que lleva tu nombre. Ahora, preguntate en qué lugar está tu alma.

Anuncios

, , , , ,

  1. #1 por Corvino el abril 29, 2011 - 1:26

    Sólo se me ocurre utilizar un término que en mi infancia se utilizaba para expresar admiración por algo: Guachi Guag.

    • #2 por g. el abril 29, 2011 - 1:28

      puf, en mi época era guachi guau. como cambian los tiempos, qué bárbaro.
      salú corvino!

  2. #3 por annefatosme el abril 29, 2011 - 7:14

    g, has conseguido agobiarme! Tu texto me ha producido mucha desazón, señal que es muy potente, muy acertado el tu a tu. Voy a pensar en mi alma. En serio. Un abrazo,

    • #4 por g. el abril 29, 2011 - 9:42

      gracias anne. y sí, uno piensa tanta cosa trivial durante el día, que dedicar un rato a pensar en qué somos es un cambio, a mi parecer, para bien.
      abrazo,

  3. #5 por Concha Huerta el abril 29, 2011 - 7:48

    Cuanta fuerza nos trasmite con este relato duro. No se si el final será parecido al de tripas, que no lo he leído, pero este me encogió las mías. Saludos

    • #6 por g. el abril 29, 2011 - 9:45

      pará, que no es parecido, es igual, estoy viendo qué hago, si lo cambio o no, pero es una decisión TAN dificil…
      en fin, si te produjo efecto, bienvenido sea.
      abrazo,

  4. #7 por Vi el abril 29, 2011 - 9:36

    Claro. Por eso hay tanta pero tanta gente que practica diversas religiones. Porque no podrían soportar la realidad que describís que, para mí, es la única. No somos mas que ese conjunto de moléculas, ni menos. Me hiciste hacerte caso, eh! el texto te lleva a hacer lo que decís que uno haga, es eficazmente imperativo. (casi casi que te podés poner una iglesia con ese don de convencer)
    Muy bueno, me gustó!
    Abrazo

    • #8 por g. el abril 29, 2011 - 9:46

      uy, te imaginás? me fundo mi propia religión y me salvo, ja! de cualquier forma no me voy a olvidar de ustedes, a quienes nombraré ministros y asesores en cargos varios, asi nos salvamos todos.
      abrazo,

  5. #9 por Tatito el abril 29, 2011 - 10:14

    Puf y re pufff… y yo que soy uno de los que creen que la cosa termina acá y ahora, justo justo en el momento en el que la sangre deje de entrar y salir de mi corazón, y este tipo de lecturas (cachetazos?) me hacen frenar y al menos cerrar los ojos un segundo y respirar, pero respirar conscientemente, como queriendo respirar….

    Un gran post. Gracias.

    Un beso. Javier.-

    • #10 por g. el abril 29, 2011 - 10:17

      es la idea, javier, aunque sea un minuto, un segundo, ser concientes de verdad de lo rarísimo que es estar vivo. y no como una cosa de autoayuda, por dior, sino como lo básico básico que ELLOS tanto se esfuerzan en hacernos olvidar.
      abrazo, gracias a vos,

  6. #11 por catartik el abril 29, 2011 - 14:38

    yaentendíyaentendíyaentendíyaentendí.
    creo,
    me encanta, beesos!

    • #12 por g. el abril 29, 2011 - 14:44

      viste, me inspiró nuestra charla virtual, jeje.
      seguro que entendiste???
      beso,

  7. #13 por Alan Rulf el abril 29, 2011 - 17:04

    Es el alma la que pregunta. “Pienso, luego existo.” Existe.

    ¿Se pregunta mi alma en qué lugar está su cuerpo?

    Saludos.

    • #14 por g. el abril 29, 2011 - 17:07

      es una buena pregunta, y completa el post.
      gracias y abrazo, alan.

  8. #15 por blopas el abril 29, 2011 - 18:00

    Morir es apagar la luz y chau. Lo que te dolía desapareció, las preocupaciones, también. Chau todo. Es buenísimo. Sabés qué? Le tengo infinito punto rojo más miedo a cosas como la enfermedad que te postra o el dolor insoportable, por ejemplo. Otra cosa que me viene jodiendo mucho últimamente es darme cuenta de los trenes que se me fueron. Ese tramo entre yo y el final de mí, he ahí el problema.
    Abrazo!

    • #16 por g. el abril 29, 2011 - 18:19

      de acuerdo, peor es vivir para sufrir. y si, los trenes que se fueron no vuelven, pero yo en eso soy un poco optimista todavía: ese tren ya pasó, pero capaz hay otro que es el mismo ramal, recorrido distinto, y te deja en el mismo lugar que los trenes que perdiste. cosas q pienso para mantener allllgo así como la fe.
      abrazo,

  9. #17 por Ricardo el abril 30, 2011 - 15:46

    A pesar de ser tan sartreano, aún así el relato desnuda alguna clase de optimismo inútil, je.
    Muy bueno.

    Saludos.

    • #18 por g. el abril 30, 2011 - 21:15

      me alegro que le encuentres el optimismo (que a mi modo de ver suele ser habitualmente inútil).
      saludos,

  10. #19 por Paula el abril 30, 2011 - 21:14

    Gabriela, la puta madre.

    • #20 por g. el abril 30, 2011 - 21:16

      bueeeno, bueeeeno, no lo hago más.
      abrazo,

      • #21 por paula el mayo 1, 2011 - 23:56

        hacelo, por favor, jaja.

        grossa.

      • #22 por g. el mayo 1, 2011 - 23:57

        grossa vo, grossa vo.
        abrazo

  11. #23 por micromios el mayo 1, 2011 - 7:01

    A veces me da por pensar que si el ayer no volverá y el mañana no sé si va a llegar, porque me esfuerzo en recordar lo primero y ansiar lo segundo. Y lo peor es que el presente es demasiado efímero para notarlo. Entonces qué espero, y que demonios hago por aquí viendo pasar los días.
    Demasiada labor para pensar un dia en que se supone que es la fiesta del trabajo.
    Buena reflexión la tuya.
    Salut

    • #24 por g. el mayo 1, 2011 - 11:53

      jejje, es verdad, hoy es doble dia de descanso. pero bueno, siempre se puede empezar a pensar mañana cuando retomemos las actividades.
      abrazo carme!

  12. #25 por María el mayo 2, 2011 - 14:02

    Y si… somos hasta que ya no somos más. Mientras tanto, lo único verdaderamente bueno que tenemos es la incetidumbre. Me parece que estamos en la misma sintonía! Excelente otra vez Ga, besotes!

    • #26 por g. el mayo 2, 2011 - 14:09

      y si, la incertidumbre es la única certeza. a mí me parece buenisimo eso.
      abrazo, blan.

  13. #27 por fajna bielizna el mayo 13, 2011 - 4:43

    Quite superior article. We basically discovered your website and desired to say that We have really liked studying your blog and posts. Anyways I’ll be following your feed and I hope to study your blog again.

    • #28 por g. el mayo 13, 2011 - 9:13

      (lo dejo porque si es un spam, es un spam brillante que me hace acordar a terminator por su inteligencia y me da un poco de miedo)

      • #29 por Vi el mayo 13, 2011 - 16:16

        (Fajna Bielizna dice? y yo que me puse Vivianeska en twitter. Qué boluda que soy!)

  14. #30 por Daniel Limón el mayo 20, 2012 - 20:44

    Muy bueno.

    • #31 por g. el mayo 20, 2012 - 21:03

      muchas gracias, daniel, bienvenido.

A %d blogueros les gusta esto: