mamuts e intemperie

Porque al final algo siempre te va a dañar.
Algo te va a matar.
Te dicen que las señales de los celulares dan cáncer.
Que la comida da cáncer.
Que mucha sal te va a explotar el corazón.
Que mires bien al cruzar.
Pero algo te va a matar.
Te vas a morir.
Estas no son palabras escritas nomás.
Esto no es poesía.
Te vas a morir. En serio.
Y cuando no existían los celulares,
ni las medicaciones que te arreglan una cosa
(pero te desarreglan otra)
cuando no había transgénicos ni desodorantes en aerosol
ni ondas mortales en el aire ni conductores de autos distraídos
ni médicos ni chamanes,
había mamuts e intemperie,
había que cazar comida que te quería cazar a vos.
Y también te hubieras muerto,
aunque no existieran la sal,
ni las drogas duras, ni el alcohol, ni el tabaco
ni los anestesiólogos que se pasan de anestesiarte.
Así que mejor relajate.
Al final, nadie elige a su asesino.

Anuncios

, , ,

A %d blogueros les gusta esto: